Sentir para crear, crear para crecer

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Noticias

Los humanos estamos acostumbrados a no ver más alla de las cosas, vemos la primera plana de las imagenes que se nos presentan, pero, ¿qué pasaria si conocemos y disfrutamos con todos nuestros sentidos?, el disfrutar del silencio, imaginar los ruidos sutiles de la nada o sentir el viento, realmente esto es una limitante que nosotros mismos ponemos a nuestras emociones y conocimientos, mismos que impiden identificar y potenciar los talentos, como lo menciona este artículo de “Saber Alernativo” que les invitamos a leer:

Durante siglos el arte ha sido reservado a los “artistas”, el baile a los “bailarines” y la terapia a los “enfermos”, siguiendo preceptos condicionantes y limitantes. La época en que vivimos nos trae otros horizontes y se basa en nuevos paradigmas: todos podemos sentirnos artistas, bailarines o acceder a una terapia porque todos/todas tenemos un potencial por descubrir y desarrollar.

Precisamente la plástica, el movimiento y el trabajo personal nos favorecen este “parto” de nuestra vida interior.

La labor terapéutica y artística, pluridimensional, al igual que Sócrates cuando hacía de partero en su labor dialogante- es atender este nacimiento.

La mirada es de adentro hacia afuera, pudiendo alumbrar todas las zonas oscuras y luminosas escondidas en los confines de [email protected] [email protected] A través de un gesto, un sonido, una forma, un trazado, un color, me expreso de forma espontánea y orgánica.

No sigo ningún mandato externo, no he de adaptarme a ninguna técnica específica, lo que importa soy yo, en la más pura expresión de mi ser… lo terapéutico es permitir que eso ocurra y la consiguiente mirada consciente que pongo sobre lo ocurrido.  

Leer más en: Sentir para crear, crear para crecer

La Técnica Benziger, te permite conocer los talentos personales, definir las áreas de fortaleza y debilidad, para poder exploralas y trabajar en ellas.